Holaaa! Ya estamos de vuelta de las vacaciones y a tope con los encargos que han tenido que esperar a que regresáramos.

Como todo lo bueno de la vida han pasado volando, pero las hemos disfrutado muchísimo!
A la peque de la casa le ha encantado su primer contacto con la arena de la playa, aunque del agua ya no tanto… jajaja Y es que el Atlántico es mucho Atlántico!
Han sido unas vacaciones muy vario pintas y ¡la mar de divertidas!.

Y hablando de playas y mar, os dejo una taza que estamos diseñando para una persona especial que quiere sorprender y animar a una preciosa familia que están superando un bache que les ha puesto en su camino la vida.

Ya os mostraré la otra cara de la taza cuando esté en poder de su dueña y así no estropearle la sorpresa!